Según la OMS, los traumatismos causados por el tránsito representan para los países de ingresos bajos y medianos, un costo del 1% al 3% de su producto nacional bruto, lo que asciende a un total de pérdidas a nivel mundial de más de $ 500.000 millones., y equivale a más de $2.820 millones de dólares al año para Ecuador.

Muchos de nosotros pensamos que los Accidentes Viales son eventos fortuitos donde difícilmente nos puede suceder a nosotros o a algún familiar y que cuando suceden son el producto del destino o de la mala fortuna…Pero la cruda verdad es que : «Son hechos súbitos, no deseados ni planeados que ocasionan daños a la salud y se producen por la ejecución de actos inseguros y potencialmente previsibles«.

El factor humano interviene como elemento causal de los accidentes automovilísticos en cerca de 90% de ellos, es decir el accidente vial es el resultado de una determinada conducta, conductas equivocadas o erróneas debido muchas veces a la falta de educación y cultura vial.

La educación vial comienza en casa.*

Nuestros hijos son y serán un claro ejemplo de lo que somos. Si nosotros realizamos conductas incorrectas lo mas seguro es que ellos las repetirán y probablemente en mayores proporciones.

¿Cómo decirles en un futuro a nuestros hijos que no rebasen los límites de velocidad, que no se metan en sentido contrario, o que no se pasen la luz roja de un semáforo por citar solo algunos ejemplos, si nosotros les enseñamos toda la vida con nuestros ejemplos?

La responsabilidad es de todos, gobierno, padres de familia, instituciones educativas, responsables de la enseñanza en la conducción y de la persona misma quien es el que toma un vehículo en sus manos.

¿Qué es manejo defensivo ?*

Los objetivos del manejo defensivo son: la prevención, el aplicar las técnicas y conocimientos para prevenir accidentes viales e infracciones de tránsito, y, el modificar el cambio de conductas y actitudes detrás del volante; para conducir de una manera segura, responsable y legal.
Manejar a la defensiva consiste en conducir, previendo todas las situaciones de peligro originadas por:

1.- Actos inseguros del conductor, tales como: fatiga, distracción, visibilidad, etc.
2.- Actos inseguros de otros conductores, tales como: fatiga, distracción, visibilidad, manejo peligroso e inseguro.
3.- Condiciones adversas que muchos conductores consideran imprevistas, tales como: lluvia, neblina, viento, animales en el camino, desvíos, etc.

Sé, un buen Chófer!*

Un buen chófer no es aquel que maneja a gran velocidad, hace maniobras arriesgadas y dice que maneja mejor cuando consume alcohol, si no aquel que conduce con responsabilidad, respeta las normas de tránsito, el derecho de los demás y aplica técnicas de manejo seguro y a la defensiva.

Ahora unos Tips de Seguridad Vial*.
  • Usa siempre el cinturón de seguridad, éste aumenta cinco veces tus posibilidades de sobrevivir en un accidente grave, y todas las personas que te acompañan en un auto lo deben usar. Los niños más pequeños deben viajar en una silla en el asiento trasero.

  • Duerme por lo menos ocho horas antes de realizar un viaje largo. Además debes descansar cada dos horas y media para evitar el agotamiento.

  • Nunca debes manejar si has tomado alcohol.

  • Mantén una distancia adecuada con el auto que tienes enfrente. Lo ideal es dejar el espacio de dos autos entre el tuyo y el que viene delante de ti, así tienes más posibilidades de reaccionar ante un movimiento brusco o un frenazo repentino.

  • No excedas los límites de velocidad. Mientras más rápido manejas aumenta proporcionalmente las posibilidades de tener un accidente, pero si respetas los límites permitidos siempre tendrás la posibilidad de reaccionar de forma segura ante una emergencia.

  • Mantén siempre tu derecha. En pistas de doble vía es muy importante mantener la conducción por la pista derecha para permitir así que los autos que te quieran adelantar lo puedan hacer por la pista izquierda.

  • Carga correctamente tu equipaje en la maleta. Así evitas que los bolsos y cosas que llevas atrás se conviertan en proyectiles con una frenada fuerte.

  • Revisa tus neumáticos. Para manejar seguros es fundamental comprobar la presión (con el neumático en frío) regularmente cada 15 días, y cada vez que realices un viaje largo, revisa el nivel de desgaste para cambiarlos cuando corresponda y fíjate que no tengan fugas de aire.

  • Revisa tus frenos. Como éste es el único mecanismo con el que cuenta un auto para detenerse, es importante revisar frecuentemente el nivel del líquido de frenos y el estado de los discos y pastillas de freno, además de realizar los mantenimientos rutinarios y necesarios a tu auto.

  • No olvides revisar también: el sistema de dirección, los amortiguadores, el sistema eléctrico y de batería, las luces de freno y el limpiaparabrisas.

  • No hables por celular al conducir. Te distrae y aumenta tus posibilidades de causar un accidente grave, debes tener todos tus sentidos en la ruta.

  • Evita las paradas abruptas o no planeadas. Una detención repentina en la calle, y peor aún, en la carretera puede provocar un accidente grave. Preocúpate de salir con el combustible suficiente.

  • Asegúrate de tener todas las herramientas en caso de una emergencia. Lleva siempre una gata, la llave y un neumático de repuesto, además debes contar con un chaleco reflectante para cuando tengas que bajar del auto y un triángulo reflectante para que los otros automovilistas tenga precaución. (NO olvides llamar a nuestros números de asistencia vial gratuita).

previous arrow
next arrow
Slider

*/Tomado de : http://culturavial.com/seguridad-vial/que-es-seguridad-vial.html